Noveno título para los chinos

Foto: Patrick TowerChina volvió a poner de manifiesto su superioridad en la competición por equipos masculina al ganar de nuevo el oro mundial, por delante de Japón y de Alemania. La supremacía histórica china desde la desmembración de la URSS es aplastante, ya que de los nueve campeonatos mundiales por equipos celebrados desde entonces han ganado ni más ni menos que ocho.

Sólo Bielorrusia, en 2001, quebró momentáneamente una racha que ha permitido a China superar al gigante soviético en el palmarés mundialista, ya que a todos estos oros hay que sumarle el de 1983, el primero de un total de nueve, por ocho la URSS. Aunque cierto es que, sin desmerecer en ningún momento el abanico actual de países participantes, China apenas si ha encontrado rival desde 1994, mientras que desde los 50 hasta principios de los 80 los soviéticos se la tuvieron que ver con la otra gran potencia histórica, Japón.

Actualmente sólo los nipones pueden llegar a hacerle sombra, como así ha sucedido en 2010. La plata de Japón tal vez pudo haber sido algo más si Kazuito Tanaka no se hubiese caído en la barra fija en la última rotación, pero eso ya no se puede cambiar. La sorpresa ha venido de la mano de Alemania, vencedora de un bronce que los pronósticos decían que debía colgar del cuello bien de Rusia, bien de Estados Unidos.

Los rusos y los estadounidenses han sido las grandes decepciones del día. Rusia aplicó como nadie el “efecto gaseosa”: en la segunda rotación parecía que podían pelear incluso por el oro, pero progresivamente fueron perdiendo fuerza, para terminar sextos. Estados Unidos, por su parte, era colista a mitad de la competición, y su denodado esfuerzo en las tres rotaciones finales sólo les dio para ser cuartos, lejos, eso sí, del bronce.

Alemania “salta” hacia el liderato

Pero China y Japón también jugaron con fuego. Los equipos orientales eran cuartos y séptimos al 50% de la competición, obteniendo resultados tan extraños como el sexto puesto en conjunto de los chinos en caballo con arcos, una de sus especialidades, merced a la caída de Yan Mingyong. Por entonces los alemanes, gracias a la mayor cantidad de puntuación que se suele otorgar en salto, se colocaron en cabeza tras la segunda rotación, manteniendo el nivel en paralelas y barra gracias, sobre todo, al buen hacer de Fabian Hambüchen y de Phillip Boy.

Sin embargo, todo estaba “controlado” para los dos mejores. Desde la rotación olímpica —empezar en suelo y terminar en barra fija—, China y Japón, conscientes de que los últimos dos aparatos germanos —suelo y caballo con arcos— eran los peores para ellos, fueron tomaron posiciones en salto, y dieron el golpe en paralelas, donde ambos son unos maestros.

Alemania en suelo, con ejercicios de discreta dificultad para la exigencia del momento, cedió el liderato a los chinos y la segunda posición a los japoneses, aunque de estos últimos tan sólo les separaba media décima. China, mientras tanto, gozaba de ocho décimas sobre sus rivales, cuando había llegado a estar a más de cinco puntos de la cabeza.

El oro, como siempre, para China

La debilidad germana en el caballo con arcos hacía presagiar que el oro se quedaría, una vez más, en Asia, como así sucedió. Japón tenía esperanzas en culminar su espectacular remontada, pero éstas quedaron truncadas cuando Tanaka se fue al suelo al fallar un agarre con su mano derecha aparentemente sencillo. China, con Feng Zhe, Teng Haibin y Zhang Chenglong, hizo sus tres ejercicios sin arriesgar demasiado, y se llevó el gato al agua por algo más de un punto de diferencia sobre los nipones. Alemania, por su parte, celebró por todo lo alto un bronce que le hace dar un paso más en el panorama internacional, tras el cuarto puesto en Pekín 2008.

Podéis descargaros los resultados completos de la final por equipos masculina en el enlace.

http://www.youtube.com/watch?v=fApFwwNbI0Q

Esta tarde/noche se celebran las dos finales individuales del concurso completo, en las que Mustafina y el actual campeón masculino, Uchimura, parten a priori como los máximos favoritos. A las 16:00 es la masculina y, a las 19:30, la femenina; una intensa jornada que parece que también podremos disfrutar en directo a través de Teledeporte —siempre y cuando el tenis en directo que hay justo antes de la final masculina no diga lo contrario—, y en la que tendremos a nuestro Sergio Muñoz. Mucha suerte para él.

P.S.: El mundo de la gimnasia está de luto por el fallecimiento de Boris Pilkin, el histórico entrenador de Svetlana Khorkina, que nos ha dejado a los 82 años. Descanse en paz…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.