Uchimura y Mustafina, brillantes campeones. Sergio, 24º

Foto: Patrick Tower

Foto: Patrick TowerJornada larga y muy intensa la vivida esta tarde/noche en Rotterdam. Las dos finales individuales nos han dejado momentos brillantes e irregulares a partes iguales, dos estrellas que son la referencia mundial en el presente y que lo seguirán siendo en el futuro; y un paisano sin demasiada fortuna.

En la final masculina Sergio Muñoz acabó 24º. El soriano comenzó de forma notable en salto con una nota de 15,900 gracias a un “Driggs” (Kasamatsu con doble pirueta y media con caída de espaldas al potro) bastante bien ejecutado que lo colocó en la tercera posición, pero luego dos notas por debajo de los 13 puntos —en sus dos mayores “caballos de batalla”: las paralelas y el caballo con arcos— y otra de 13,366 en suelo hicieron que Sergio terminara en la cola de la clasificación.

Uchimura, bicampeón

El oro ha sido de forma indiscutible para el japonés Kohei Uchimura, que cumplió los pronósticos y revalidó el título conquistado el año pasado con una actuación soberbia, en la que no bajó de los 15 puntos en ninguno de los seis aparatos. La plata, a más de dos puntos de distancia, fue para el alemán Philipp Boy, y el bronce, para el estadounidense Jonathan Horton. Las grandes decepciones, sin duda, fueron los dos chinos: Lu Bo y Teng Haibin —6º y 13º, respectivamente— y, sobre todo, el coreano Yoo Won Chul, sexto en la calificación pero 21º en la final, con dos pésimas notas en las dos primeras rotaciones.

Cierto es, no obstante, que el resultado final fue bastante engañoso, ya que Uchimura, aunque su oro no llegó a correr serio peligro en ningún momento, mantuvo un interesante duelo con el ruso Maxim Deviatovski, quien tomó el liderato en la segunda rotación y, pese a perderlo cuando el japonés pasó por el salto en la cuarta —16,266—, se mantuvo en la zona de medallas hasta que un desastroso ejercicio final en caballo con arcos —un tropezón y una caída— le supuso un 11,166 que le hizo bajar ni más ni menos que a la 19ª posición.

El “batacazo” que sufrió Deviatovski cambió por completo la zona de medallas a última hora. En ella también había permanecido hasta el final el ucraniano Mykola Kuksenkov, pero en la última rotación se vio superado, in extremis, por Horton primero y por Boy después.

El alemán hizo una competición sumamente regular, y una buena actuación final de barra fija lo llevó hasta la plata. Por su parte el norteamericano se descolgaba en el caballo con arcos en la segunda rotación, pero cuatro magníficos últimos ejercicios —más lo de Deviatovski— propiciaron su inclusión en el podium por sólo 33 centésimas sobre Kuksenkov. Uchimura, por su parte, acabó sellando su segundo título mundial con una espectacular actuación también en la barra fija.

http://www.youtube.com/watch?v=xmbQEhXBii4

Mustafina, el relevo de la gran “Sveta”

Foto: Patrick TowerY si brillante fue el triunfo de Uchimura, qué decir del de Aliya Mustafina en la modalidad femenina. La joven gimnasta rusa también ha hecho buenos los pronósticos, venciendo con más de un punto de ventaja sobre la china Jiang Yuyan y con más de dos sobre la estadounidense Rebecca Bross.

A sus 16 años, Mustafina ha demostrado ser la gimnasta del presente y del futuro, y ha devuelto el título individual femenino a Rusia siete años después de que lo lograra, por tercera y última vez, Svetlana Khorkina. Mustafina ha dado hoy toda una lección de calidad y sobriedad a partes iguales, y también de mucha seguridad. Sus cuatro notas por encima de los 15 puntos así lo atestiguan.

Desde su primer aparato, el salto —un “Amanar” por mucho que Paloma del Río se empeñara en decir que era un “Cheng Fei”—, hasta su final en suelo —ejecutado, como siempre, bajo la música del “Hijo de la luna” de Mecano—, Aliya ha estado realmente intratable, dejando toda la emoción para la lucha por los otros metales. Todo en una final que, como suele suceder en la gimnasia contemporánea, más allá de Mustafina, ha sido más de eliminación que de otra cosa.

Las primeras en ser descartadas fueron, en la segunda rotación, Tatiana Nabieva y la americana Alexandra Raisman, con sendas caídas en la barra de equilibrios y las asimétricas, respectivamente. Precisamente en las dos barras las jueces fueron excesivamente generosas con la china Huang Qiushuang, mientras que Jiang comenzó a dejar claro que la única que podría discutirle mínimamente el oro a Mustafina sería ella.

En el llamado “potro de torturas” de la gimnasia femenina, Ana Porgras recuperó gran parte del terreno perdido tras una deficiente nota en salto, mientras que Bross pareció despedirse de los metales al caerse. Mustafina y Jiang “clavaron” sus actuaciones, mientras que Huang, pese al empuje de la rumana, ganaba puntos con respecto a ella para el bronce.

Pero la lucha por el tercer puesto del podium sufrió un vuelco total tras la última rotación, en suelo. Cuando Huang creía que se llevaría el gato al agua las jueces premiaron el ejercicio de Bross —bueno, aunque quizás no para tanto— con 15,233, un punto y medio mejor que la nota de la china y nueve décimas que la de una Porgras a la que, entre unas cosas y otras, siempre le falta algo —empezando por la suerte— para llegar a los lugares de verdadero honor.

Sobre el tapiz, Jiang mantuvo el tipo, mientras que Mustafina se mostró mucho más segura que el día de la final por equipos, y certificó su primer mundial de manera brillante. El “Hijo de la luna” nació esta vez sano, fuerte como un roble, y con un pan debajo del brazo en forma de medalla de oro para la jovencita rusa.

http://www.youtube.com/watch?v=a3kDmGjcziY

Pueden descargarse los resultados de las dos finales de hoy a través del enlace.

Mañana comienzan las finales por aparatos; dos jornadas que comienzan a las 13:00 el sábado y a las 14:00 el domingo, que Teledeporte emitirá esta vez en diferido (20:00 la primera y 0:00 la segunda), pero que a través de este enlace quizás se puedan ver en directo.

Suerte para Iván San Miguel, que competirá mañana en anillas.

3 respuestas a “Uchimura y Mustafina, brillantes campeones. Sergio, 24º”

  1. Gracias, Víctor. :)

    Cosas curiosas que he visto y que me han hecho cierta gracia: la infiltración en plena cancha que le han hecho a un chino (creo), el hecho de que los dos campeones (Uchimura y Mustafina) hayan pasado de 15 en cada aparato y que los dos hayan hecho un yurchenko con doble pirueta y media en el salto. :geeked:

    Por cierto Yuyuan viene de una serie de lesiones y bloqueos mentales, tiene mucho mérito “renacer” de esta manera.

  2. Sí, lo de la infiltración fue a uno de los gimnastas chinos, jejeje.

    En efecto, son similitudes entre campeones, mi querida Calítoe. Uchimura es el último heredero (hasta el momento) de una saga de grandes campeones japoneses; mientras que Mustafina, como te dije ayer, ya me ha ganado para la causa. Esperemos que, junto a ella, próximamente haya algunas más…

  3. Con Mustafina, Nabieva y Dementieva y la próxima incorporación de las “niñas” Komova y Grishina, el equipo ruso da miedo cara a Londres 2012.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.