Elena Mukhina ha muerto

Elena MujinaQué pena enterarse de estas cosas en Navidad. :(
Hace apenas unos días, el 22 de diciembre, falleció Yelena Mujina (también transcrito como Elena Mukhina), campeona del mundo en 1978.

Siempre me ha fascinado su historia: perdió a sus padres cuando era muy pequeña y se fue a vivir con su abuela y, muy pronto, empezó a dedicarle su vida a la gimnasia. No era una gimnasta brillante hasta que Mijail Klimenko (también transcrito como Mikhail Klimenko) la convirtió la gran gimnasta que llegó a ser. Fue la primera en realizar algunos elementos que aún hoy en día son considerados de máxima dificultad. Desgraciadamente se quedó prácticamente tetrapléjica cuando se entrenaba para las Olimpiadas de 1980. Su accidente estuvo rodeado de misterio hasta fechas recientes.

Funeral de Elena MukhinaTuvo que vivir el resto de su vida en una silla de ruedas pero al menos podía estar sentada y mover el cuello y algo los brazos, y he leído que sabía que muchos nos acordábamos de ella… Me alegro mucho si eso es cierto. No soporto cuando se olvidan de las gimnastas que han luchado tanto…

Algunos periódicos se hacen eco de la noticia: desde BarDeportes podéis acceder a varios documentos sobre Elena Mukhina .

Pero ningún periódico especifica las causas del fallecimiento. En algunos foros comentan que puede haber sido un tumor cerebral, que sabía que iba a morir pronto y que decidió dónde quería ser enterrada. También rechazó hablar con periodistas, así que ellos saben tanto como nosotros.

Estoy triste. Pero me alegro que su sufrimiento físico haya llegado a su fin.

Me despido por ahora con montaje muy emotivo sobre Mukhina:

Descanse en paz.

15 respuestas a “Elena Mukhina ha muerto”

  1. Fue la primera que le hizo morder el polvo a Comaneci. Yo la vi en París y me dejó asombrado por las cosas tan avanzadas que realizaba.

  2. saludos a todos;
    la vida nunca fue buena para las gimnastas de la entonces union sovietica, ya que eran presionadas por sus entrenadores para ser maquinas de medallas de oro, a costa de la salud de estas talentosas jovencitas,
    el (thomas salto) hoy en dia esta prohibido en la gimnacia, pero acaso tuvo que pasarle esa desgracia
    a Elena para llevar a cabo una prohibicion deportiva que ya habia hecho estragos en el cuerpo de Elena.
    yo repudio el sistema que dejo a Elena tetraplejica durante tanto tiempo,
    repudio el mismo sistema que han dejado gimnastas lisiadas,huesos rotos, desorden alimenticio, anorexia,
    lesiones irreversibles etc,etc.etc.
    repudio el sistema comunista que les importaban mas la colleccion de medallas que la integridad de sus deportistas,
    cuando Elena ganaba medallas era el centro de la atencion de la URSS despues de su desgracia simplemente paso al olvido, pero el caso de Elena se han repetido muchas veces a oidos sordos,
    yo nunca olvidare a Elena Murkhina por ella fue, es, y sera mi campeona sin compararla con nadie,
    me conmueve mucho su mirada triste plasmada en su cara, una mirada de sufrimiento de antes del accidente,a veces me imagino a Elena sin la desgracia y viva, como casada con hijos, entrenadora, y muchas otras cosas que hubiera realizado hoy en dia en una rusia diferente que llego tarde para ella,…
    pd. comparto mis pensamientos en memoria de Elena Mukhina………………..

    1. Así es Rafael , era una pequeña que a sabiendas de que no tenía a sus padres , pienso que psicologicamente la atraparon para hacer de ella solo una máquina de ganar medallas , su entrenador , ese que huyó a italia despues de su accidente que ” por totnta tuvo ” porque eso tuvo que declarar a la prensa , antes de desenmascarar a muchos que no dejaron que se recuperara de su pierna rota , que los médicos quitaban el yeso antes de tiempo y contra su voluntad, la pusieron a dieta rigurosa y a querer que hiciera un salto que solo los hombres podían , la trataron como objeto , por lo mismo destruyeron su vida , por lo mismo su mirada siempre triste … Yo también la recordaré como una GRANDE de la Gimnasia , y a su Entrenador como un COBARDE . Ella está ahora gozando de Paz eterna y Feliz , no tengas duda . Y aquí dejó el mas maravilloso recuerdo .

  3. Excepcional gimnasta.

    Su mirada concentrada, un punto triste, y la determinación hecha persona. Sus ejercicios en asimétricas y barra de equilibrio yo, honestamente, los sigo recordando como antológicos.

    Descanse en paz. :oops:

    1. Comparto tus palabras Javier, una gran gimanasta, hasta creo mejor que Comanecci, – excelente también- ya que ella gano todo luego de sus accidente. La amplitud de sus movimientos, su tecnica depurada y gracia la hicieron única. Que en paz descanse, siempre la recuerdo…

  4. Cómo fue el accidente? Algun video del “Thomas Salto”?
    Gracias.

    1. El “Thomas Salto” es lo que hace esta china en la primera diagonal: http://www.youtube.com/watch?v=ckbW0k4XoMA Mukhina por lo visto cayó con la barbilla.

    2. Cuando fué el accidente de esta extraordinaria gimnasta , casi casi que la esconden , para que no saliera a la luz el régimen de presiones psicológicas al que eran sometidas las gimnasta, por lo mismo , si su accidente fué en un entrenamiento , y si había cámaras , lo desaparecieron . Pero de todos es sabido que su entrenador la estaba obligando a realizar un salto que solo los hombres habían logrado , ella sabía que hacerlo ponía enriesgo su vida y lo hizo saber , pero fueron implacables , lo tenía que realizar en su rutina , querían su medalla de Oro por sobre todo ; cuando pasa el accidente y empiezan los cuestionamientos dela prensa , minimizan todo , hasta que un reportero descubre la verdad y dijeron a la prensa que Yelena Mujina era la culpable por querer realizar un salto que no estaba programado en su rutina … Mujerejos . Destruyeron a una excelente gimnasta , una vida que empezaba , sus últimos 26 años confinada a una silla de ruedas . Ahí su medalla

  5. María Eva Martínez Trejo dice: Responder

    Tenia tanto que decir que de pronto todo esta de mas, tarde que temprano “honor y reconocimiento” a quien lo ha ganado. Aunque esto no compense jamas las horas de dolor, soledad, lagrimas y recuerdos… que probablemente día a día fueron apagando la luz de tu vida. Por supuesto que la Coamneci era mi heroína, fue lo que me vendieron cuando pequeña y hoy precisamente cuando concluyo la selección de su vídeos. Apareció tu imagen… seria largo de contar y a nadie interesa… “Eres la mejor y la primera” donde quiera que estés, deseo, pues nada tengo certero, seas libre para volar.

  6. Cual misterio , ella estaba lesionada de un tobillo , pero era tanta la presion que casi casi fué obligada a competir y ésto provocó su accidente … leanse de los abusos , Florin Gheorghe , quien mató a una pequeña de 11 años … y vean el fin que tuvieron : Sang Ian (China) en 1998. Julissa Gómez (San Antonio-EEUU), sufrió un accidente de las mismas características, muriendo por una infección en 1991, a los 19 años. Alexandra Huci (Rumania), falleció a los 12 años por una hemorragia cerebral, en 1989. Christy Henrich (EEUU) corrió la misma suerte, a los 22, por una disfunción multiorgánica, derivada de una anorexia (1994). Hilary Grivich, del equipo de EEUU murió a los 20, en 1997, al perder el control del auto que manejaba.

  7. Como no iba a tener la mirada triste ella y muchas mas .

    Ella declaró que cuando cayo después de su accidente , lo primero que pensó : *Que bien así no íré a las Olimpiadas * la orillaron a destrozar su carrera , su vida .

    Mihajl Klimenko, que venía de la gimnasia masculina, se convirtió en su entrenador. Con él Mukhina descubrió las sesiones interminables, la exigencia por norma, no concederse ni un respiro y llevar el cuerpo muy por encima de los límites. Las autoridades deportivas de la URSS estaban inquietas a mediados de los setenta por la irrupción arrolladora de las gimnastas rumanas que se habían atrevido a discutir su tradicional reinado. En 1976, con dieciséis años, Mukhina gana con el campeonato nacional juvenil casi al mismo tiempo que Nadia Comaneci se impone en los Juegos Olímpicos de Montreal y genera una crisis interna en la gimnasia soviética que no acepta la derrota con facilidad. Las autoridades cargan contra la responsable del equipo, la legendaria Larisa Latynina, que dice aquello de “yo no tengo la culpa de que Comaneci haya nacido en Rumanía”. Se suceden las reuniones y la petición de explicaciones. La consigna interna resulta muy clara: una cosa es perder en Montreal y otra bien diferente es hacerlo en 1980 en los Juegos de Moscú con lo que se intensifica el trabajo de cara a esa cita. Y en ese momento todo el mundo mira hacia Elena Mukhina; la única gimnasta en la que se advierte el potencial suficiente como para hacer frente a la diosa rumana. Por aquel entonces Klimenko, su entrenador, comienza a introducir elementos propios de la gimnasia masculina en los ejercicios de las mujeres. Respeta la tradición soviética de los movimientos basados en la expresión y el ballet, pero aparecen nuevos saltos y giros nunca vistos antes en la gimnasia femenina. Lo que no cambia es la disciplina y las más de ocho horas de entrenamiento diarias.

    En 1977 comienzan a llegar los primeros frutos. En el Europeo Mukhina gana tres oros y pierde por escaso margen el concurso general ante Comaneci. Es un simple aviso de lo que sucedería al año siguiente en el Mundial de Estrasburgo. Es la hora de la explosión de la gimnasta moscovita que conquista cinco oros y se impone a la rumana. En Francia sorprende su inmensa seguridad y la mezcla de plasticidad y potencia que inundan sus ejercicios. Los analistas comenzaron a referirse a un nuevo tiempo en la gimnasia femenina representado por Elena Mukhina.

    El problema es que Klimenko quería llevar demasiado lejos su plan. De cara a los Juegos de Moscú comenzó a incluir en el ejercicio de suelo de Mukhina el salto Thomas que solo realizaban los hombres y que resultaba extremadamente peligroso porque si no se alcanzaba la altura y velocidad necesarias se corría el riesgo de sufrir una seria lesión. Años después la propia Mukhina confesaría que en más de una ocasión, de forma tímida, había comentado a su técnico que no se sentía demasiado segura realizando ese salto y que la respuesta que le había dado era que “las gimnastas como tú no se rompen el cuello”.

    En 1979 las cosas se complicaron de forma inesperada. Mientras preparaba el Mundial de Estados Unidos Mukhina se rompió una pierna que la tuvo meses en el dique seco. Klimenko y el jefe de equipo de la URSS, Aman Shaniyazov, la presionaron de manera impensable para que regresase cuanto antes a los entrenamientos. Se adelantaron los plazos hasta el punto que la pierna de Mukhina exigió una nueva intervención quirúrgica. El calendario comenzaba a presionar a los dirigentes del deporte soviético y de la Federación de Gimnasia en particular. Aunque de un modo ligeramente más prudente la presión sobre Mukhina se mantuvo. Reapareció unos meses antes de los Juegos sin que Klimenko cambiase los planes sobre el salto Thomas pese a que el periodo de baja había mermado las condiciones de la moscovita. El técnico estaba convencido de que los Juegos de 1980 merecían un elemento como ese que cambiaría para siempre la historia de la gimnasia femenina y convertiría a Mukhina en una leyenda. Dos semanas antes de la cita, en una concentración en Minsk, llegó la tragedia. Mientras entrenaba el ejercicio de suelo, la gimnasta no logró la altura necesaria y se golpeó con violencia la cabeza contra el suelo. La Federación Soviética se limitó a decir que una lesión apartaba a Mukhina de los Juegos Olímpicos mientars comenzaban a circular rumores sobre la verdadera causa de su ausencia. Se había quedado tetrapléjica tras romperse el cuello, una verdad que tardó meses en conocerse porque la URSS escondió a la deportista y consiguió construir a su alrededor una barrera que nadie era capaz de cruzar. Hubo de pasar más de un año hasta que los medios publicaron el verdadero estado de la gimnasta, momento en que algunos de los dirigentes la acusaron directamente de querer realizar “ejercicios para los que no estaba preparada”. Mukhina apenas dijo nada y solo en una entrevista para un documental admitía ser una víctima de un sistema enfermizo que solo contemplaba llegar al éxito en el deporte de la manera que fuese. Su abuela la cuidó hasta que el 22 de diciembre de 2006 murió como consecuencia de las complicaciones derivadas de su grave lesión. El salto Thomas fue prohibido para siempre en la gimnasia femenina.

  8. RESPUESTA DE MUKHINA: Yo no estoy condenando a nadie ni culpar a nadie por lo que me pasó no Klimenko o, especialmente, el entrenador del equipo nacional en ese momento, Shaniyazov me siento mal por Klimenko -.. él es una víctima del sistema, un miembro del clan de los adultos ¿Quiénes son ‘haciendo su trabajo. ” Shaniyazov simplemente no respetan. Y los demás? Me resultó herido porque todo el mundo a mi alrededor estaba observando neutralidad y guardar silencio. Después de todo, se dio cuenta de que yo no estaba listo para llevar a cabo ese elemento. Pero se mantuvo en silencio. Nadie se detuvo a un persona que, olvidándose de todo, fue rompiendo hacia adelante – vaya, vaya, vaya! ”

    A pesar de esto, Mukhina tomó parte de la responsabilidad por no decir que no a protegerse de un daño mayor, y señaló que su primer pensamiento mientras yacía en el suelo con el cuello roto gravemente fue: “Gracias a Dios, no voy a ir a los Juegos Olímpicos”.
    _________________________
    Seguramente solo en su mente , levantó su dedito de la maldición y les dijo … ahí están sus medallas .

    Mukhina la mas grande , pero la mas presionada , tal vez abusada , la más sola y marginada , y si tampoco dan la razón de su muerte , después de todo lo que le hicieron , tal vez por su única declaración igual y la mataron .

    1. Alma González dice: Responder

      Exacto , todo bien claro , esta preciosa niña que hasta en su mirada se veía su desdicha , la presión, su tristeza de no dar gusto a su entrenador con nada , son implacables y a costa de otros sobresalir , esta pequeña al no tener a sus Padres se dejó dirigir por esta mafia que existe . Elena Mukhina descansa en paz … te recordamos , te admiramos y en tu corta carrera dejaste huella MARAVILLOSA NIÑA .

  9. Alma González dice: Responder

    No es conveniente que se sepa la verdad, esta gran gimnasta fue prácticamente obligada a retirarse el yeso que tenía por una fractura que había sufrido en la pierna , se tenía que presentar en las olimpiadas , su entrenador despiadado , la obligaba a realizar un salto que solo los hombres hacían , no la dejaron recuperarse , la obligaron ha realizar ese salto que ella ya había comentado que podía provocarle una lesión , implacables la obligaron , había que conseguir ” el Oro ” después de su accidente , estuvo amenazada por su País para que no hablara , un poco después de dar una entrevista contando solo algo de lo que realmente paso , ella falleció .

    1. Rafael, la vida no fue buena las las gimnastas sovieticas? Y acaso la vida es buena para cualquier atleta de cualquier pais que es empujado sistematicamente a la gloria en pos de un espectaculo nala y una hegemonia patriotica? Dinero y politica han arruinado el deporte, sin importar si eran rusos o americanos, comunistas o capitalistas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.