Botella, sexto en salto; Mustafina, la mejor en asimétricas

Por Víctor Díaz.

Isaac Botella ha mejorado esta tarde el octavo puesto de salto en Pekín 2008 al haber terminado esta tarde en sexta posición, en la final de Londres 2012. El ilicitano, único finalista español por aparatos, actuaba en tercer lugar y, como en él suele ser habitual, ha preferido asegurar con dos saltos de 6,60 bastante bien ejecutados.

Su nota, 15,866 (15,900 y 15,833), le ha terminado llevando al sexto lugar, porque el resto de finalistas no sólo no ha fallado, sino que nos ha ofrecido unos saltos dignos de una final olímpica. El oro ha sido para el surcoreano Yang Hak Seon y su “bestialidad” de 7,40 de dificultad presentada en los últimos mundiales. Yang no lo ha clavado porque ha necesitado un buen paso extra, pero con el 16,466 y el posterior 16,600 de su segundo salto (de “sólo” 7,00) ha sido el vencedor de forma clara, con 16,533.

Por detrás del campeón mundial y ahora olímpico han quedado una serie de gimnastas con notas superiores a 16 puntos. El ruso Denis Ablyazin se ha llevado la plata con 16,399; y el ucraniano Igor Radivilov, bronce (16,316), ha privado del podium al chileno Enrique González (16,183), que al igual que ayer en suelo ha finalizado en la cuarta posición. Su actuación en estos JJOO ha sido magnífica, aunque se lleva el regusto amargo por estar a punto dos veces de “tocar” medalla.

Mustafina, una mariposa en asimétricas

Y si de gran nivel ha sido la final de salto masculino, todavía mejor ha resultado la de asimétricas, donde una realmente excelsa Aliya Mustafina se ha convertido merecidísimamente en campeona olímpica (16,133), superando a He Kexin y a la preferida del público, la veterana Elizabeth Tweddle.

Mustafina nos ha deleitado a todos con un ejercicio bello, elegante y muy seguro, en el que los siete puntos de nota “D” han estado perfectamente completados con una magnífica ejecución, premiada con un 9,133; una verdadera delicia para los ojos del buen aficionado a la gimnasia, sea de la nacionalidad que sea y tenga las preferencias que tenga. Un vuelo grácil, como el de una mariposa; y efectivo al 100%.

Antes He Kexin, que había salido la primera, había hecho un trabajo muy en su línea (15,933) y “Beth” Tweddle había puesto al público en pie con sus bestialidades a modo de sueltas. Pero a la británica le falló la salida merced al desequilibrio que tuvo en el estacionamiento (15,916), lo que le costó en aquel momento la primera posición y, cuando terminó Mustafina, la segunda.

Cuarta ha sido la otra china, Yao Jinnan (15,766); y quinta una Komova (15,666) que iba muy bien, pero que perdió sus aspiraciones al tocar con sus pies la banda inferior en uno de sus elementos de vuelo. La campeona olímpica individual, Gabrielle Douglas, ha cerrado la tabla con su octava posición (14,900), tras fallar uno de sus molinos y venirse abajo.

Brasil gana en la despedida de Jovtchev

Y por último, en la primera final del día, el chino Chen Yibing ha sufrido su única derrota en anillas en cuatro años, al ceder el oro al brasileño Arthur Nabarrete, quien saliendo en último lugar le ha arrebatado el trono con un ejercicio que ha merecido una puntuación de 15,900.

Chen, en cabeza desde el principio de la final, ha tenido que conformarse con la plata (15,800); mientras que el bronce se lo ha llevado otro clásico, el italiano Matteo Morandi (15,733).

No obstante, una de las mayores ovaciones del día se la ha llevado el “abuelo” de la gimnasia masculina, el incombustible Jordan Jovtchev (Bulgaria) que, a sus 39 años -sólo dos más que Oksana Chusovitina-, posiblemente se haya despedido de la gimnasia llevándose un séptimo lugar (15,108), en sus sextos JJOO.

Mañana se cierra la gimnasia artística en Londres 2012 con las últimas cuatro finales: paralelas y barra fija para los hombres; y barra de equilibrios y suelo para las mujeres. No habrá representación española, pero a buen seguro que será, como la de hoy, otra gran jornada de finales por aparatos.

2 respuestas a “Botella, sexto en salto; Mustafina, la mejor en asimétricas”

  1. Pese a que no sé por qué mis comentarios disgustan… digo:
    – Me gusta la gimnasia, no voy con ningún equipo (salvo, si acaso, en la final por equipos). Si no… como mucho puedo decir que hay gimnastas que me gustan más que otras (a veces sólo en algunos aparatos) Y hay otras que realmente me llegan más, sin que necesariamente sean las mejorcísimas. En los últimos años podría ser el caso de: Anna Pavlova, Nastia Liukin, Yana Demyanchuk o Anna Porgras.
    – De modo que no tengo nada en contra de ninguna gimnasta. Simplemente eso… unas me gustan más que otras. Y salvo que sea de mis prefes (como las que he citado antes), generalmente tiendo a ser bastante imparcial.

    Con lo cual, respecto a la final de hoy, comento:
    – La victoria de Mustafina ha estado muy bien. Ha hecho un muy buen ejercicio.
    – Creo que las chinas están siendo castigadas en esta competición. No creo que sea una conspiración contra ellas en especial, sino que todo lo que no sea ruso o estadounidense parece que no vale tanto… Y temo que se convierta esto en el caso de la rítmica. Donde sólo algunas tienen derecho a una puntuación más o menos correcta.

    Con esto quiero decir que, si bien la nota de Musta en ejecución es muy buena, a mi entender, Yao Jinan tendría que tener mejor nota que ella. Aunque su ejercicio tenga una D de 6,8 ha hecho una ejecución casi perfecta. Más pulida que la de Musta.

    Y He Kexin creo que es porque ha sido la primera… simplemente.

    A mi entender, en el podio tendrían que estar las dos chinas y Mustafina. Y el orden… bueno, eso podría ser más discutible. Podría haber sido He Kexin la primera o Mustafina.

    (Y hago este comentario porque por otros medios se comenta sólo el duelo entre americanas-rusas y parece que siempre hay cosas que son injustas o no sé… guiados por un fanatismo que no critico. Pero que creo que hay que ver que hay otras gimnastas que no son rusas ni estadounidenses a las que se está privando de medallas)

    Sobre Komova… tiene una inestabilidad emocional, que no me gusta. Me gusta como gimnasta, pero no compite bien. Es un caso parecido en algunas cosas al de Pavlova, aunque Pavlova tenía un punto que le falta a Komova.

    1. Pues no sé por qué tus comentarios disgustan, Irene; yo estoy totalmente de acuerdo. Eso sí, yo encantadísima con las medallas de Mustafina. =)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.