Oro para Komova y medalla para Vietnam en las finales por aparatos

Se celebró la primera jornada de finales por aparatos en los mundiales de Tokio, con el primer oro —asimétricas— para la subcampeona mundial, Victoria Komova, y con un bronce para un país de muy escasa tradición gimnástica como Vietnam, en salto femenino. Además, el “emperador” de la gimnasia, Kohei Uchimura, sumó un nuevo oro, pero en las otras finales se le vio algo cansado. Todo ello en una jornada, sobre todo en la modalidad masculina, que salvo por la presea de la vietnamita Phan no pasará a los anales de la historia, debido a la numerosa cantidad de errores.

PRIMERA MEDALLA PARA VIETNAM
Podio_salto_GAF_Mundial2011_AP_Photo_Koji_SasaharaComenzamos precisamente con el salto femenino, la primera final de chicas del día, en la que la noticia no fue el merecido triunfo de la estadounidense McKayla Maroney, ni tan siquiera una nueva medalla para la eterna Oksana Chussovitina, sino el premio obtenido por la representante de Vietnam, Ti Ha Than Phan, que se llevó la primera medalla de la historia para su país. Un logro merecedor de un lugar en el cuadro de honor de los presentes campeonatos del mundo.

Con dos saltos de dificultad media/alta —5,900 y 5,800—, y con la referencia de su octava plaza en la calificación, Phan (14,666) se adelantó a la brasileña Jade Barbosa —que se dañó el empeine en su segundo salto— (14,566), y a la suiza Giulia Steingruber, que no pudo darle continuidad a los logros de su ya retirada compañera Ariella Käslin.

El oro se lo llevó de manera absolutamente justa la joven Maroney (15,300), de 16 años y de tanta arrogancia como seguridad y limpieza en sus saltos, especialmente el dificilísimo “Amanar” —6,5 de nota D—, ejecutado en primer lugar con una brillantez —9,300 en ejecución— digna de mención. Y la plata fue para la “principiante” Chusovitina (14,733), quien a sus 36 añitos se ha hecho con su undécima medalla mundialista; ahí es nada. Y lo que todavía le queda a la muchacha…

ORO PARA KOMOVA…
Komova y Nabieva celebrando sus medallas en asimetricas. Foto: Associated Press /  Bullit MárquezEn las asimétricas, merecido doblete para Rusia y triunfo de Victoria Komova por delante de Tatiana Nabieva. Komova, segunda en salir, hizo su ejercicio con suma brillantez (15,500), combinando dos cambios de banda al estilo de Natalia Saposhnikova y de Svetlana Khorkina, por este orden, el segundo de los cuales lleva el nombre de la propia Komova. Sus sueltas y movimientos hicieron que, esta vez sí, la para muchos campeona moral del concurso general pudiera sonreír al terminar la competición. Le acompañó Nabieva (15,000), con un ejercicio de dificultad similar —6,600; por el 6,700 de Komova—, pero peor ejecutado.

El bronce ha sido para la china Qiushuang Huang (14,833). La campeona mundial, Jordyn Wieber, a pesar de mejorar notablemente sus prestaciones del concurso general (14,500), se ha tenido que contentar con la cuarta plaza; mientras que la única que podía poner en problemas a Komova, la francesa Younna Dufournet, falló en dos ocasiones —caída tras Tkachev y golpe con las piernas a la banda inferior— y, completamente desolada, ocupó la octava y última posición. Aunque, en mi humilde opinión, hoy, salvo craso error suyo, el oro no se lo habría quitado absolutamente nadie a Komova en caso de duda. ¿La razón? Quien nos haya seguido en estos mundiales, bien la sabe ya.

…Y DE NUEVO “PLOMO” PARA TELEDEPORTE
Pero si he podido hacer como se debe el repaso a la final de asimétricas no ha sido precisamente gracias a la labor de nuestro canal público, al que vuelvo a agradecer profundamente la oportunidad que da a los aficionados españoles de seguir en directo las finales a través de la web, pero que en lo referente al canal de televisión continúa con el maltrato sistemático y, lo que es peor, sin previo aviso.

Esta mañana, en la retransmisión en diferido —muy temprano, pero a horas un poco más normalitas que el directo—, por hacer el símil gimnástico que le comenté en privado a nuestra querida administradora, Teledeporte se ha “saltado” la final de asimétricas con un Amanar como los de la propia Simona; es decir, de los que hacen época. Todo no porque Feliciano López y David Ferrer tuvieran que jugar la semifinal del Masters 1000 de Shanghai, sino porque los presentadores y comentaristas del evento tenían que hacer un programa previo de una media hora.

¿Tan difícil es hacer las cosas bien, por favor? Mira que, si tan imprescindibles son los comentarios previos de los señores Xavi Díaz, Arseni Pérez o nuestra gran campeona de dobles “Vivi” Ruano, podían haber adelantado la hora de emisión o bien haber prescindido de la entrega de las primeras medallas; pues no: a eliminar una de las cinco finales. Ahí, con un par. No voy a comentar nada más, porque no quiero que de mi boca salgan verdaderas barbaridades que Calítoe.:., con buen criterio y con toda la razón del mundo pese al nuevo y enorme agravio, me “censuraría”.

La final de asimétricas tuve la ocasión de verla posteriormente, por una parte gracias a los chinos, que la han subido a Youtube —como creo que están haciendo con toda la competición— y por otra, por cortesía de Pavlimola, del Foro de Gimnasia Artística, que ha colgado allí los correspondientes enlaces. Desde aquí les doy las gracias.

UCHIMURA, ORO Y CANSANCIO A PARTES IGUALES
En chicos, Kohei Uchimura ganó el oro en la primera final del día, la de suelo —en la que Marian Dragulescu, como en la general, también se ausentó por su lesión del primer día—, por delante del campeón olímpico Zou Kai. El bronce lo compartieron otro clásico como Diego Hypolito (Brasil) y el israelí Aleksander Shatilov.

El brillante tricampeón mundial obtuvo en principio 15,433; pero la delegación japonesa rápidamente hizo una reclamación por estimar que la dificultad de su ejercicio tenía dos décimas más de las que le habían dado.

Los jueces estimaron la protesta nipona, y justo después de que actuara el campeón olímpico de este aparato, Zou Kai, deliberaron antes de dar la nota del chino y le dieron la razón a los anfitriones. La nota D de Uchimura pasó de 6,500 a 6,700; y la nota definitiva del japonés (15,633) dejó con un palmo de narices al chino, que había hecho su trabajo (15,500) pensando que lo iba a tener algo más fácil para encabezar la tabla.

Algo legal a todas luces, pero también discutible. No por modificar la nota del gimnasta local —que, visto lo visto, también habría que ver qué habrían hecho si el perjudicado no hubiese sido Uchimura—, sino por hacer competir al chino antes de examinar la reclamación. Es lo que se debe hacer, lo sé; pero para mí eso es algo que desvirtúa la competición, porque el siguiente gimnasta sale a competir con una referencia errónea de su rival.

El japonés, no obstante, erró tanto en caballo con arcos como en anillas, donde comenzó a vérsele un poco saturado de competición. Fueron estas últimas dos finales caracterizadas por los fallos en las que, no obstante, ganaron los dos máximos favoritos: el húngaro Krisztian Berki y el nuevo “señor de los anillos”, el chino Chen Yibing, campeón olímpico y multicampeón mundial en las anillas.

En caballo con arcos el francés Cyrille Tommasone y el británico Louis Smith acompañaron a Berki en el podium. En anillas la plata fue para el brasileño Arthur Z. Nabarrete y el bronce, para Koji Yamamuro. Los demás, de una forma o de otra, fallaron todos.

Mañana, cierre de la competición con otras dos finales para Uchimura, y con la doble actuación de una gran clásica que vuelve: Catalina Ponor.

3 Replies to “Oro para Komova y medalla para Vietnam en las finales por aparatos”

  1. La nota de Komova fue de 15,500

    1. Es la que está puesta en el artículo desde un principio.

      1. Había otra cosa, pero se corrigió. ;)

Deja un comentario