Fabián González, noveno el día en que Uchimura coronó el ciclo perfecto

Por Víctor Díaz.

Cuando en una especialidad deportiva surge un genio capaz de dominar con rotundidad y belleza, sólo nos queda sentarnos y disfrutar de él. Y en la gimnasia hemos tenido la enorme suerte de que, hace cuatro años, apareciera Kohei Uchimura, de nacionalidad japonesa pero patrimonio de la humanidad relacionada con este bello deporte.

Con el título olímpico conquistado esta tarde, Uchimura ha completado a sus 23 años el “ciclo perfecto”: tres Mundiales (2009, 2010 y 2011) y la medalla de oro en los JJ.OO. de Londres, sin olvidarnos de que, siendo un chaval, fue subcampeón en Pekín 2008 sólo superado por el que tenía que ganar por entonces, Yang Wei.

Cuatro años de triunfo y de dominio, llevados además bajo el denominador común de una gimnasia bella, elegante y arriesgada. Hoy no ha llegado a la absoluta excelencia mostrada en el Mundial del pasado año porque, en la última rotación, ha plantado las manos en una de sus diagonales de suelo; pero hasta eso le ha venido bien porque así se demuestra que, en el fondo, es humano.

Con clase, y sin concesiones

Desde la primera rotación, el “emperador Uchimura” ha salido dispuesto a dejar claro que de las tres medallas en juego los demás únicamente se pelearían por dos de ellas. La de oro se la empezó a colgar él salvando excelentemente su primer ejercicio en caballo con arcos -donde el otro día tuvo el resbalón en la final por equipos-; la afianzó cogiendo la cabeza tras un gran salto de 16,266 en la tercera rotación; y se la terminó de colgar con su vistoso ejercicio de barra.

El traspiés del suelo ha quedado en mera anécdota porque Kohei, primer japonés en ganar el oro individual desde Koji Gushiken en Los Ángeles 84, se ha ganado a pulso entrar en el debate sobre quién es el mejor gimnasta de toda la historia.

La hazaña de Uchimura ha eclipsado, en cierto modo, el resto de la competición, que ha estado interesantísima hasta su desenlace. En un final emocionantísimo, la medalla de plata ha sido para el alemán Marcel Nguyen; y el bronce, para el norteamericano Danell Leyva. Ambos han ido a más a medida que ha ido avanzando la competición, sobre todo Leyva; ello, unido a los errores de Rie Tanaka, ha permitido su aparición en el podium.

Tanaka se perfilaba, después de cuatro aparatos, como un rival verdaderamente serio para Uchimura… de no ser porque su último aparato era el “coco” de la gimnasia masculina: el caballo con arcos. El compatriota del “emperador” se cayó en uno de sus movimientos, y como antes, en suelo, había puesto los glúteos sobre el piso en una de sus diagonales, ha terminado sexto, superado también por Nikolai Kuksenkov (cuarto, como su país, Ucrania, en la final por equipos), y por el mejor de los rusos, Alexander Beliavski.

Fabián, sensacional; Javier, 23º

En lo que respecta a los españoles, Fabián González ha hecho una excelente competición, siendo muy regular y terminando en noveno lugar. No es la mejor posición de un gimnasta masculino español en una final individual olímpica puesto que el gran ausente en Londres, Rafa Martínez, acabó quinto en Atenas 2004; pero sí la segunda mejor de la historia.

Su nota más floja ha sido en las anillas, su primer aparato, pero rápidamente la ha enjugado con un extraordinario 16,133 en salto. De ahí al final, no ha bajado del 14,500 destacando, lógicamente, la barra fija como su mejor aparato que es junto al salto. El 15,166 le aupó a la novena plaza, que perdió momentáneamente por un inoportuno traspiés -sin caerse- en el final de su ejercicio de suelo pero que ha terminado recuperando con un sensacional trabajo en caballo con arcos (14,733).

Javier Gómez, por su parte, iba para hacer la competición de su vida, ya que a mitad de la final iba sexto; pero sendos descalabros en la barra —caída tras corte de vuelo, 12,733— y en el caballo con arcos (12,433) le han hecho bajar hasta la 23ª y penúltima posición.

Resultados oficiales en la página oficial de los JJ.OO. de Londres.

Más gimnasia mañana

Mañana tenemos la final individual femenina, desde las 17:30 por La 1 y por el servicio multipantalla de rtve.es (por el que hoy hemos podido seguir íntegra la actuación de los españoles). No estará, por desgracia, Ana Mª Izurieta pero sí veremos una lucha feroz entre Komova, Mustafina, Douglas y Raisman, con las rumanas y las chinas a la expectativa. Como ha dicho esta tarde Calítoe.:. en Twitter, una especie de “Guerra Fría”.

Deja un comentario