Douglas (USA), oro tras una gran final olímpica

Por Víctor Díaz.

Gabrielle Douglas ha prolongado esta tarde el dominio de las gimnastas estadounidenses en las finales individuales de los JJOO. La joven gimnasta, de 16 años -primera de raza negra en proclamarse campeona olímpica-, ha sucedido a sus compatriotas Carly Patterson (Atenas 2004) y Nastia Liukin (Pekín 2008), se ha llevado el oro en Londres tras un duelo impresionante con Victoria Komova (Rusia). Independientemente del estilo que más y mejor parezca a los gustos de cada uno -yo he de reconocer que iba con Komova-, lo cierto es que Douglas es una justísima campeona… como también lo habría sido Komova.

Tercera ha sido Aliya Mustafina (Rusia), que se recuperó de una caída en la barra y que vuelve al primer plano después de su grave lesión en los Europeos de 2011. Mustafina se ha llevado el bronce por el criterio de desempates en los JJOO, ya que en la general ha quedado empatada con la otra norteamericana, Alexandra Raisman. Quinta ha sido Sandra Izbasa (Rumanía), que con dos grandes rotaciones finales de suelo y salto incluso ha llegado a soñar con la medalla.

Clave, la ejecución del “Amanar”

Quizás, analizando la final con más frialdad, el factor decisivo ha estado en el salto -rotación inicial- donde, ejecutando ambas el “Amanar” (6.5 de dificultad), Douglas lo hizo muy bien (15,966) y Komova, de forma algo más irregular (15,466). Ese medio punto ha terminado por marcar la suerte de una competición en donde no sólo ninguna de las dos han fallado, sino que nos han ofrecido actuaciones de un gran nivel; Douglas con el estilo clásico norteamericano desde hace ya bastantes años -potencia ante todo-, y Komova, con una elegancia y seguridad que nos ha llegado al alma.

En asimétricas, Douglas -al contrario que su compatriota Raisman-, con 15,733, le ha aguantado el pulso perfectamente a una excelente Komova15,966-. Ahí todavía parecía que Mustafina podría ser la tercera baza para el oro gracias a un bello ejercicio, puntuado con 16,100.

Pero “Musta” se cayó en la barra, terminándose sus opciones de triunfo. Raisman, plantando una de sus manos, se descolgó definitivamente; mas tanto Douglas como Komova nos brindaron sendos ejercicios (15,500 y 15,441 respectivamente) de gran seguridad y escasos de pequeños errores.

Desenlace digno de dos campeonas

Sólo quedaba el suelo para el grupo “bueno”. Mientras en otro grupo Izbasa remontaba a pasos agigantados hasta quedarse cerca del podium y, en el de las mejores, Mustafina mantenía su plaza ante Raisman por el criterio de desempates, Douglas -eso sí, con una música para mi gusto tan espantosa para estos menesteres como el “Pa-panamericano”- estuvo espectacular sobre el tapiz (15,033).

Komova, última en actuar, necesitaba casi una heroicidad, una nota alrededor del 15,400 para hacerse con el triunfo. Y Victoria, olvidando sus nervios en este mismo aparato durante el Mundial 2011, ha actuado como una verdadera campeona, con segurísimas diagonales -todas ellas clavadas- y elegantísimos elementos de enlace. Pero se ha tenido que conformar con un magnífico 15,100, insuficiente no obstante y quizás algo corto para sus merecimientos.

Sus lágrimas nada más saberse su nota contrastaban primero con la alegría de Mustafina -quien la consolaba- por su medalla; y luego, naturalmente, con la euforia de una exultante Douglas, vencedora de la mejor final de los últimos años, y del mejor mano a mano que han visto estos ojos desde que Chellsie Memmell y Nastia Liukin terminaran separadas por una milésima en los Mundiales de Melbourne (2005).

La gimnasia artística se toma ahora dos días de descanso, en los que se celebrará la competición de trampolín. Nosotros volveremos el domingo 5, con la primera de las tres jornadas de finales por aparatos. Nuestro Isaac Botella competirá el lunes (16:41), en salto.

3 Replies to “Douglas (USA), oro tras una gran final olímpica”

  1. He de decir… que esta final me ha parecido en general de peor calidad que la de hace 4 años. Comparar una campeona olímpica como Nastia Liukin con Gabrielle Douglas.. puffff, que para mí es bastante inferior…
    Incluso comparar la seguridad de Shawn Johnson con Komova hoy….
    Y del tercer puesto ni hablamos.. que es una gimnasta que se ha caído de la barra de una manera completamente absurda además, que ni lo ha peleado y ha tenido medalla.

    Lo que sí es cierto es que ha sido una intriga hasta el final.
    El Amanar ha marcado mucho. Y si bien las notas a Raisman eran excesivas, lo que en general he visto excesivo han sido las notas hacia americanas y rusas con respecto al resto. Creo que han infravalorado los ejercicios de las chinas y para mi gusto, aunque tenga menos dificultad… Izbasa tendría que estar en la tercera posición. No soy capaz de entender cómo una gimnasta que se cae de la barra u otra que con la misma puntuación ha hecho un ejercicio de barra casi similar al de Mustafina… puede acabar tercera… (Y he de decir, que como gimnasta actual, mi prefe es Musta… ni siquiera Komova… jeje, pero vamos…)

    Por otra parte, coincido en que la música de Douglas es espantosa. Creo que se puede sacar mucho de ella, porque lejos de ser pura acrobacia, tiene los movimientos muy pulidos y es muy limpia (contrario a Raisman…). Pero bueno, el tiempo dirá qué pasa.

    Y bueno,qué más, qué más…
    Básicamente eso, me ha resultado un poco insulsa la final, como si faltasen un par de gimnastas realmente fuertes… No se me hace comparar a Douglas ni con Liukin, ni con Patterson siquiera, ni mucho menos con Khorkina que fue segunda hace 8 años… Pero bueno. Creo que es justa vencedora. Que si Komova hubiera saltado buen hubiera tenido el oro, pero que a las dos les falta un puntito. Y a Musta le falta dejar de hacer el tonto en la barra, que no es la primera vez que cae así.

  2. De acuerdo, Douglas es una gimnasta precisa, pulida, con dificultad… pero siento que le falta algo, no es una campeona olímpica que recordaremos con ilusión…
    El suelo no es digno. La música We speak no americano y practicamente sin coreografía. Mustafina recibió una nota bastante baja en barra, así que no creo que haya sido sobrepuntuada.

  3. Hombre, no digo que su nota en barra fuese alta. Digo que no me gusta que gimnastas con fallos tan evidentes, cojan medalla.
    Igual que no me gusta que Maroney hata tenido medalla en salto. Simplemente es eso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.